Cómo limpiar 🧼 los filtros de la campana extractora de humo

Una de las cosas que más se ensucian en una casa es sin duda la cocina, lo cual es lógico si tenemos en cuenta que es donde trabajamos con todo tipo de alimentos y bebidas, y es normal que al manipularlos gastemos muchos utensilios. Y eso por no decir cuando los cocinamos, que al ponerlos sobre aceite caliente siempre saltan salpicaduras, y demás que hacen de nuestra cocina un lugar que necesita de continua limpieza.

filtro de humos campana extractora

Y es precisamente al cocinar, donde más ensuciamos uno de los aparatos a los que menos atención solemos prestar, aunque hacen una gran labor, y ese aparato es la campana extractora de humos. Sin la cual cada vez que cocinamos nuestra casa se llenaría de humo y todo olería a comida, siendo al final algo muy desagradable, afortunadamente el extractor de humos, captura todo ese humo y lo evacua extrayéndolo y tirándolo fuera de casa.

Las campanas extractoras de humo, debido a su función suelen acaparar una gran cantidad en sus filtros metálicos, grasa que si no se limpia puede acabar goteando encima de nuestros platos cuando estamos cocinando. Podréis saber si los filtros de vuestra campana extractora están sucios muy fácilmente con un simple vistazo, ya que la acumulación de grasa es fácilmente identificable por su color amarillento tirando a marrón y por lo mucho que ensucia si la tocamos o rozamos con algo, además de lo pegajosa que es.

Para los que ya hayáis intentado limpiar los filtros de la campana extractora alguna vez, sabréis que son muy complicados de limpiar, ya que debido a que estos filtros son fabricados en forma de rejilla y no pueden frotarse fácilmente, además la suciedad se queda entre los huecos. Es por ese motivo, que he decidido compartir con vosotros unos cuantos consejos y trucos caseros para que aprendáis a limpiar de forma rápida y sencilla los filtros de la campana extractora, consejos que os dejo justo a continuación.


Cómo limpiar de grasa los filtros de la campana extractora de humo:

 


Lavavajillas o lavaplatos:

 

El método más rápido y efectivo, es sin duda meterlos en el lavavajillas, donde por higiene los deberéis lavar solos, es decir sin que hayan otros utensilios de cocina que no sean solo los filtros, y los poneis con el jabón y el programa con el que soláis limpiar los platos, aunque cuanto más calor tenga mejor, ya que la grasa se disuelve fácilmente con el calor, pero el programa que soláis usar más el jabón que siempre es desengrasante, será más que suficiente.


Agua, vinagre y bicarbonato sódico:

 

En una olla se ponen los filtros, se llena de agua gusto hasta cubrirlos un poco por encima, después echamos un vaso de vinagre blanco y 3 cucharadas soperas de bicarbonato sódico, tras lo cual ponemos la olla al fuego y dejamos que hierva todo junto moviendo de vez en cuando un poco los filtros hasta que los veamos limpios. Si vemos que, tras un buen rato, aún quedan restos que no se van, los sacamos y con cuidado de no quemarnos los rascamos con un cebillo, que al estar caliente saltara fácilmente, podemos ayudarnos de un poco más de vinagre y bicarbonato para frotar los restos si quedan, o usar directamente jabón lavavajillas.

Si no tenéis una olla lo suficientemente grande donde os quepan los filtros enteros (a ser posible tumbados), otra opción es poner en una olla agua a hervir, ponerle el tapón al fregadero, después ponemos los filtros sucios tumbados en el fregadero, tras lo cual espolvoreamos por encima bicarbonato sódico y después vertemos un buen chorro de vinagre (veréis que sale espuma, es normal por la reacción del bicarbonato con el vinagre y además ayuda a limpiar). Después echáis agua hirviendo encima hasta cubrirlo y los dejáis así una media hora, dándoles la vuelta de vez en cuando, tras lo cual los enjuagáis y ya deberían estar limpios.


Jabón lavavajillas, sal y bicarbonato sódico:

 

Uno de los consejos más rápidos y efectivos, tal y como podréis ver en un video más adelante en este mismo artículo, es coger un estropajo de los que no rallan, poner lavavajillas en él, un montón de sal y de bicarbonato sódico y frotar bien los filtros de la campana extractora, y veréis lo rápido que se va la grasa de los filtros. También podéis echar el jabón, la sal y el bicarbonato sódico directamente en la rejilla si es más cómodo y frotar después.

Y hasta aquí los trucos y consejos que os puedo dar para eliminar o quitar la grasa de los filtros de vuestra campana extractora de humos, espero que os haya sido de ayuda y que os haya gustado el artículo, cualquier duda u opinión escribirla a través de un comentario, y os responderé tan pronto lo lea. A continuación, os voy a dejar unos enlaces a otros artículos relacionados con este que creo que pueden ser de vuestro interés, muchas gracias por vuestra visita y espero que volváis a visitarme muy pronto.

Cómo reparar una olla, cazo o sartén con el fondo quemado

Cómo limpiar la base de una olla, cazo o sartén de forma casera

No hay ideas en “Cómo limpiar 🧼 los filtros de la campana extractora de humo”

Deje su comentario

En respuesta a Some User