Hay distintos tipos de sabores que puede tener un alimento, ya que este puede ser amargo, salado, acido o dulce, y de estos 4 posibles sabores, hay uno que destaca sobre todos ellos, y que es el que más nos llama la atención desde que somos bien pequeños, y ese sabor es sin duda el dulce. Es por ese motivo por el cual hay tanto consumo de productos dulces que se consumen y que normalmente no son muy saludables (excepto la fruta), como pueden ser los pasteles, las galletas, cereales de desayuno, bollos, chucherías, caramelos, refrescos y un montón de productos más. Y es también por ese motivo, por el cual no hay casa en la que falte un paquete de azúcar, con el que cocinar postres o endulzar nuestros cafés o infusiones, e incluso alguna vez para espolvorear alguna fruta que no esté del todo madura.

De todos los tipos de cocina o gastronomías que existen, hay algunas que han conseguido traspasar sus fronteras nacionales para convertirse en todo un referente gastronómico a nivel mundial, tal y como han conseguido la cocina japonesa, la cocina china y sobre la cual vamos a hablar hoy, que es la cocina mexicana, un tipo de cocina conocida sobre todo por el uso del picante en sus platos. Pero no todos los platos de la cocina mexicana tienen que ser picante, ni es lo único por lo que se conoce este estilo de cocina, y es que también es conocida por sus tacos, sus quesadillas, sus burritos y un entrante que para mí es uno de los mejores del mundo, que son los nachos, conocidos allí bajo el nombre de totopos, y que normalmente se suelen acompañar de distintos tipos de salsa y guarniciones.

La pasta es uno de los alimentos más consumidos en el mundo entero, sobre todo si hablamos del país deI cual han surgido muchos grandes platos hechos a base de pasta, y ese país es sin duda Italia, país cuya gastronomía ha basado una parte importante de su gastronomía en platos hechos a base de pasta, la cual luego rocían con alguna salsa, como la pasta a la carbonara, al pesto o a la boloñesa, o también la rellenan como los raviolis o los tortellini rellenos de setas, queso o espinacas. Y es que, ¿Quién no ha probado alguno de estos platos por no decir todos?, y eso por no contar con las mil y una variaciones de estas recetas, que habremos hecho en casa o podemos encontrar en cualquier país del mundo, donde hay platos hechos a base de pasta tanto calientes como los tallarines con ternera chinos, como fríos como la ensalada de pasta española.

Uno de los alimentos más utilizados en el mundo para cocinar, es sin duda el arroz, del cual existen una gran tipo de variedades, de las cuales las más conocidas son el arroz bomba o de grano gordo, el arroz integral o el arroz largo del que se dice que no se pasa, ya que tiene una gran resistencia y aunque se cocine es muy complicado que destrocemos su textura, no así con el arroz normal de grano gordo, el cual aunque es más sabroso en mi opinión, sino tienes cierta habilidad cocinándolo, es muy posible que no termine de salirte bien su punto de cocinado y se te pase, haciendo que el arroz se quede un poco ha pasado y tan blando que parezca que este bastante pastoso. Variedades de arroz, con las que se hacen platos tan deliciosos y conocidos como la pella valenciana, el arroz chino o por ejemplo el arroz con bogavante entre otros.