• 2.jpg

La segunda guerra mundial llegó a convertirse en una guerra total en la que Europa y los países de otros continentes quedaron involucrados. Se libraron batallas en el Pacífico, el lejano Oriente, en África del norte, en Rusia, así como en Europa central y en el Océano Atlántico.

La forma en la que se había practicado la guerra en los últimos años se vio modificada generando el caos y el terror entre la población civil. Esta pasó a ser uno de los principales objetivos de ataque. Las ciudades fueron bombardeadas e incendiadas provocando la muerte de millones de inocentes.

El total de muertos fue seis veces mayor que en la Primera Guerra Mundial. Es importante tener en cuenta que, la mayoría de las causas que llevaron a la Segunda Guerra Mundial, tuvieron su origen en los problemas no resueltos a raíz de la Primera Guerra Mundial. El período de entreguerras estuvo plagado de conflictos políticos, económicos y sociales. La crisis de 1929 y sus efectos devastadores agravaron el clima de tensión reinante.

En Alemania, la humillación por el Tratado de Versalles, la crisis económica y la llegada al poder de Hitler y el Nazismo produjeron un sentimiento de revancha que culminó con una política agresiva y belicista hacia el resto de Europa. La política exterior de Hitler se dirigía a la concreción de la formación de un Imperio o Reich que integrara a todos los pueblos de lengua alemana en territorios aptos para su desarrollo y seguridad (avanzando hacia el este en la búsqueda del espacio vital).


Las democracias estaban debilitadas y se sentían amenazadas entre los sistemas fascistas y el comunismo (URSS). El miedo a la expansión del comunismo llevó a muchos países, sobre todo a Francia y a Gran Bretaña a tomar una política denominada de “apaciguamiento”. Esto significó que no adoptaron una táctica firme y decidida que detuviera los avances de Hitler. En realidad dejaron que Alemania actuara con la esperanza de que esto evitara la guerra.

Sin embargo, el inicio de la Guerra fue inevitable. El 1º de septiembre de 1939 con la invasión a Polonia por parte de Alemania se desató la Segunda Guerra Mundial. Esta fue la causa inmediata del conflicto, pero los enfrentamientos ideológicos (liberales, nazi-fascistas y comunistas), los problemas étnicos (derivados del tratado de Versalles), sumados a las tensiones y a las crisis (desempleo, deseo de venganza, entre otros) fueron las causas profundas del conflicto.

 

¿Quiénes se enfrentaron?

Durante la Segunda Guerra Mundial se enfrentaron dos bloques de países:

Las Potencias del Eje Nazi-Fascista: Alemania, Italia y Japón.
Los Aliados: Inglaterra (Dominios y colonias), Estados Unidos (EEUU), La Unión Soviética (URSS) y Francia.


El conflicto puede dividirse en tres fases:

La Primera (1939-1941): la invasión a Polonia, generó la declaración de guerra de Francia y de Gran Bretaña a Alemania. Durante este período se peleó en Europa, con excepción de los combates en el Atlántico y en el frente egipcio.

La Segunda (1941-1943): ingresa al conflicto Japón y los Estados Unidos, (después del ataque japonés a Pearl Harbour en el Pacífico). Alemania ataca a la URSS. La guerra toma una dimensión mundial.

La tercera fase (1943-1945): retroceso del eje nazi-fascista y el triunfo de los aliados. El final llegó en 1945, cuando los alemanes, luego de resistir por casi dos semanas el ataque ruso debieron rendirse. Hitler se suicidó en el refugio que estaba sólo a unos cientos de metros de las tropas soviéticas. Los japoneses continuaron el conflicto por algunos meses más. El 6 de agosto de 1945 en Hiroshima y el 9 en Nagasaki, dos bombas atómicas terminaron con el Imperio Japonés y su total rendición.

 
Los desastres de la Guerra:

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Europa estaba destrozada. Se perdieron entre 40 y 50 millones de vidas humanas. Se planteó anteriormente que la pérdida tan masiva de vidas tuvo que ver con la mortandad de la población civil. El hambre, los bombardeos sobre las ciudades, las deportaciones, los campos y la sofisticación de los armamentos produjeron esta devastación.

Las destrucciones materiales también fueron muy grandes. Se vio aniquilada la posibilidad de producción, las comunicaciones fueron seriamente afectadas y las ciudades quedaron en ruinas.

Alemania, la gran derrotada de la guerra, quedó dividida en cuatro zonas de influencia: norteamericana, francesa, inglesa y rusa. También se establecieron las reparaciones de guerra que debía pagar.

La posguerra nos muestra a una Europa en crisis, mientras que los Estados Unidos y su economía se vieron fortalecidos. También la URSS se vio beneficiada, a pesar de los costos que debió afrontar por la guerra, se transformó en una potencia. El mundo quedaba entonces dividido en dos grandes bloques, el bloque capitalista liderado por los Estados Unidos y el Socialista liderado por la URSS. Fueron dos modelos con ideas políticas, económicas y sociales muy diferentes que permanecieron en permanente tensión dando origen al período de la Guerra Fría (1945-1989).

Una consecuencia muy importante de la guerra fue la creación de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) creada en 1945. Los propósitos de su creación fueron: mantener la paz y la seguridad internacionales, fomentar las relaciones de amistad entre los países, cooperación internacional en la resolución de problemas mundiales, (...) respeto de los Derechos Humanos y libertades fundamentales, servir como centro de discusión y de acuerdos para alcanzar los propósitos planteados.


 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar