5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Las historias que conforman la mitología, sobre todo la de Grecia antigua, han sido y son fuente inagotable de argumentos para la literatura y otras formas del arte y de la cultura de toda la humanidad. La poesía, el teatro, la música, la pintura, el cine, los cómics se inspiran a menudo en fuentes mitológicas.

Dioses Griegos

Los mitos son relatos de transmisión oral que fueron puestos por escrito por diversos poetas. La Ilíada y la Odisea, obras del poeta griego Homero, fueron creadas probablemente más de setecientos años antes del nacimiento de Cristo y aún hoy se leen con placer. Más tarde llegó Hesíodo, quien, entre otros acontecimientos, escribió sobre los dioses, sobre los guerreros y sobre la Creación. Las historias –que ahora llamamos mitos– que contaban Homero y Hesíodo se incorporaron a la educación escolar desde los tiempos antiguos, no sólo en Grecia, sino también en otros países a los que se había extendido la lengua griega, desde Asia Occidental hasta África del Norte y España.
 
Los romanos adoptaron los mitos más importantes de la mitología griega, pero nombraron a los dioses de manera diferente. El escritor latino Ovidio narró en su libro Metamorfosis doscientas cuarenta y seis historias mitológicas. Aunque no hablamos griego antiguo ni latín, la lengua de la antigua Roma, somos herederos indirectos y lejanos de su lengua y su cultura, y los viejos relatos mitológicos han llegado hasta nosotros y a tu escuela.  

¿Quién no sabe, acaso, que Hércules es el más fuerte de los héroes y Ulises el más valiente? ¿Quién se atrevería a decir que existe una mujer más bella que la diosa Venus, llamada Afrodita por los griegos? ¿Quién no conoce a las sirenas? ¿Quién no tuvo una vez una pesadilla en la que se perdía en un laberinto sin poder hallar la salida? ¿Quién no ha soñado con recibir los laureles de la victoria? Al enfrentar los relatos mitológicos, entonces, encontrarás historias que han sido escuchadas en rondas alrededor del fuego, anotadas alguna vez, reescritas, editadas en todos los idiomas del mundo, ilustradas y representadas en estatuas y pinturas durante miles de años. (Leíste bien, ¡miles de años…!).

 


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar