Como aliviar o eliminar el dolor de pies con remedios caseros

Los pies son probablemente la parte de nuestro cuerpo que más sufre en el día a día, y de la que menos nos preocupamos de cuidar, y es que, si lo pensáis bien, cada vez que nos movemos de un sitio a otro, ya sea para ir a trabajar, a comprar, a la universidad o a cualquier otro sitio, es a los pies a quien trasladamos todo el peso de nuestro cuerpo y la presión y por tanto los impactos de nuestro cuerpo contra l suelo a través de ellos debidos a la gravedad, con cada paso que damos al andar, lo que descrito de esta forma os hará haceros una idea del trabajo diario que trasladamos a nuestros pies.



Y no digamos ya, si en vez de andar lo que hacemos es correr, donde la presión y la fuerza del impacto de cada zancada que realizamos, es mucho mayor que la de un paso normal, con lo que nuestros pies sufren mucha más presión que si solo camináramos. Toda esa presión y esfuerzo que trasladamos a nuestros pies de forma continua y diaria, hace que muchas veces al acabar el día sintamos dolores en nuestros pies, dolores que pueden surgir por varios motivos como debido a un sobreesfuerzo al andar o correr, si ese día hemos andado o corrido mucho más de a lo que estemos acostumbrados normalmente.

Otro motivo por el que también podemos tener dolores en los pies, es por que estemos usando un calzado de mala calidad o que ya está muy desgastado, o también puede ser que sea una mezcla de todos los motivos anteriores, por lo que si os suelen doler los pies deberéis tener en cuenta dichos motivos e intentar solucionarlos para que no os vuelvan a doler los pies, pero si ya os duelen y queréis eliminar o al menos reducir dicho dolor, no dejéis de leer, pues a continuación os voy a dejar unos cuantos remedios caseros y naturales que os ayudaran a combatir dicho dolor de pies y a mantenerlos cuidados y sanos.  


Remedios caseros y naturales para aliviar o eliminar el dolor de pies:

Lávalos con agua tibia: Es el remedio casero y natural más típico y efectivo que hay para estos casos, dejar los pies sumergidos en una palancana llena de agua tibia, y lávatelos masajeándolos un poco con un jabón que sea de pH neutro, después enjuágalos con un poco de agua fría, y de esta forma se activara la circulación y bajara la inflamación de los pies, haciendo que el dolor se reduzca en gran medida o desparezca completamente.

Sumérgelos en una infusión de jengibre: El jengibre tiene altas propiedades analgésicas y antinflamatorias, por lo que es perfecto para aliviarnos y quitarnos el dolor de pies de forma muy efectiva. Para ello tan solo deberemos coger una olla, poner en ella 2 litros de agua a calentar, y rallar una buena cantidad de jengibre que echaremos justo en la olla, una vez el agua rompa a hervir, apagamos el fuego y dejamos que el jengibre se infusione hasta que el agua este templada. Cuando el agua este templada, vertemos la infusión de jengibre n una palancana y nos lavamos ahí los pies, masajeándolos con las manos durante unos 5 minutos, después de lo cual sentiréis una gran mejora.

Aceite esencial de romero: El aceite de romero es un antiinflamatorio natural, además posee un aroma muy agradable y relajante, por lo que, si os duelen los pies, daros un masaje durante unos pocos minutos con un poco de aceite esencial de romero, y veréis como las molestias empiezan a desaparecer rápidamente.

Aceite esencial de tomillo: Al igual que el aceite esencial de romero, el aceite esencial de tomillo posee propiedades antiinflamatorias, lo que es debido a su alto contenido en polifenoles, por lo que un simple masaje de unos minutos con aceite esencial de tomillo, nos ayudara a eliminar el olor de pies, y a relajarnos gracias a su agradable aroma.

Aceite esencial de eucalipto: El aceite esencial de eucaliptus tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias, por lo que esta doble acción nos ayudara a reducir o eliminar completamente el dolor de pies de una forma rápida y sencilla, tan solo deberéis aplicarlo sobre la piel de vuestros pies con un suave masaje para sentir una gran mejoría, al igual que con el resto de aceites esenciales que os hemos comentado.

Infusión de menta: La menta tiene propiedades antiinflamatorias naturales, por lo que es un gran aliado para luchar contra cualquier tipo inflamación, puede ser bebida o aplicada de forma tópica en casos de dolores musculares como los dolores de pies. Para ello tendremos que hervir unas 20 hojas de menta en 2 litros de agua, y una vez se hayan la menta se haya infusionado en dicha agua y el agua se haya templado, debemos echar dicha agua en una palancana y sumergir nuestros pies en ella, tras lo cual podemos dejarlos sumergidos unos minutos o masajeárnoslos mientras están sumergido para mejorar su efecto, y notar como el dolor de pies se va.

Y hasta aquí los remedios naturales y caseros que os puedo aconsejar para que combatáis hasta eliminar el dolor de pies, espero que os haya gustado este articulo y que os haya sido de ayuda, por lo que, si finalmente usáis dichos remedios os agradecería que me contarais vuestra opinión a través de un comentario, así como cualquier duda la cual os contestare en cuanto la lea. Muchas gracias por vuestra isita y espero que voláis a visitarme muy pronto.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar