• 2.jpg

5 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

Nació el 11 febrero de 1847 en Milan, Ohio, siendo el séptimo hijo de Samuel Edison Jr. y Nancy Elliot Edison. Cuando Thomas tenía 7 años de edad, su familia se trasladó a Port Huron, Michigan, porque su padre había sido contratado como carpintero en el fuerte militar de Gratiot. Cuando Edison comenzó ir al colegio, sus profesores lo catalogaron de mal estudiante y fue expulsado tres veces ya que se le consideraba un “retrasado”.

Thomas Alva Edison

Su único problema físico era una sordera parcial provocada por la fiebre escarlatina que había padecido cuando era más pequeño, por esto tenía dificultad para seguir las lecciones. En la escuela le dijeron a la Sra. Edison: “El niño tiene un leve retraso mental que le impide adquirir los conocimientos a la par de sus compañeros de clase, por tanto, debe dejar de traer a su hijo a esta institución”... A Nancy no pareció afectarle mucho la sentencia del profesor, pero se encargó de transmitirle a su hijo que él no poseía ningún retraso y que Dios, en quien confiaba fielmente desde su juventud, no le había dado vida para avergonzarlo, sino para ser un hombre de éxito.
 
Todo esto provocó que su madre, que había sido maestra de escuela, fuera la que tomara a cargo la educación escolar de Thomas, fomentando en él la curiosidad por experimentar, característica que lo marcaría de por vida, incluso en su misma infancia, ya que muchos conocimientos los obtuvo de manera autodidacta.

Cuando tenía 10 años ya había instalado un laboratorio químico pequeño en el sótano de su casa después de que su madre le hubiera despertado su interés a través de en un libro de física elemental. Cuando tenía 12 años su madre no pudo soportar más el olor de los compuestos químicos que allí se utilizaban y le ordenó tomar un trabajo de entrenamiento en el ferrocarril en donde comenzó a vender diarios.
 
En uno de los coches de carga vacío instaló un nuevo laboratorio dedicándose a la experimentación con imprentas y con distintos aparatos mecánicos y eléctricos. En 1862 publicó un semanario, el Grand Trunk Herald. Mientras trabajaba en el ferrocarril, algo sucedió que cambió el curso de su carrera: salvó la vida del hijo de un funcionario de la estación, que había caído sobre las vías justo cuando venía un tren. Por su valor, el padre del muchacho enseñó a Edison cómo utilizar el telégrafo.


Desde 1862 a 1868, Edison trabajó como encargado de enviar telegramas. Durante este tiempo, comenzó a desarrollar un instrumento telegráfico que permitía transmitir mensajes automáticamente. En 1868 obtuvo una posición en Boston como operador en el turno noche para Western Union Telegraph Company, y dedicó todo su tiempo libre a la investigación. Inventó una grabadora que, aun teniendo muchas cualidades, no era lo suficientemente práctica como para justificar su utilización. Más tarde, mientras trabajaba en la compañía de telégrafos Gold and Stock de Nueva York, introdujo grandes mejoras en los aparatos y en los servicios de la empresa. En 1871 se casó con Mary Stilwell, con quien tendría dos hijos y una hija.
 
Con la venta de accesorios telegráficos, Edison ganó 40.000 dólares, con los que montó su propio laboratorio en 1876. Posteriormente concibió un sistema telegráfico automático que hacía posible una mayor rapidez y calidad de transmisión. El logro supremo de Edison en la telegrafía fue el invento de unas máquinas que permitían la transmisión simultánea de diversos mensajes por una línea, lo que aumentó enormemente la utilidad de las líneas telegráficas existentes. El invento de Edison del transmisor telefónico de carbono fue muy importante para el desarrollo del teléfono, que había sido inventado recientemente por el físico estadounidense Alexander Graham Bell.
 
Edison anunció en 1877 el invento de un fonógrafo mediante el cual se podía grabar el sonido en un cilindro de papel de estaño. Dos años más tarde exhibió públicamente su ampolleta o foco eléctrico incandescente, su invento más importante. Este invento tuvo un éxito extraordinario y, rápidamente, Edison se ocupó del perfeccionamiento de las bombillas y de las dinamos para generar la corriente eléctrica necesaria.
 
En 1882 desarrolló e instaló la primera gran central eléctrica del mundo en Nueva York. Sin embargo, más tarde, su uso de la corriente continua se vio desplazado ante el sistema de corriente alterna desarrollado por los inventores Nikola Tesla y George Westinghouse. Sin embargo este descubrimiento no le fue fácil. Sus financistas estaban impacientes, sus competidores parecían acercarse a la solución antes que él, y hasta sus colaboradores se encontraban desesperanzados.
 
Luego de tres años de intenso trabajo uno de ellos le dijo ...”Thomas, abandona este proyecto, ya llevamos más de tres años y lo hemos intentado en más de dos mil formas distintas y solo conocemos el fracaso en cada intento”. La respuesta no se hizo esperar y se dirigió a él con la misma vehemencia que su madre había tenido unos 25 años atrás ...”mira, no sé qué entiendes tu por fracaso, pero de algo si estoy seguro, y es que en todo este tiempo aprendí que antes de pensar en dos mil fracasos he descubierto más de dos mil maneras de no hacer este filamento y eso me da la pauta de que estoy encaminado”.
 
Pocos meses después iluminó toda una calle utilizando la luz eléctrica. En 1887 Edison trasladó su fábrica de Menlo Park a West Orange (Nueva Jersey) donde construyó un gran laboratorio de experimentación e investigación. En este lugar lo apodarían más tarde como el “Brujo de Menlo. (Su casa y su laboratorio fueron convertidos en museo en 1955). En 1888 inventó el kinetoscopio, la primera máquina que producía películas mediante una rápida sucesión de imágenes individuales.
 
Entre sus posteriores inventos dignos de mención se encuentra el llamado acumulador de Edison (un acumulador alcalino de hierro-níquel), resultado de miles de experimentos. Otros descubrimientos de Edison fueron el microtaxímetro (se utiliza para la detección de cambios de temperatura) y un método de telegrafía sin hilos para comunicarse con los trenes en movimiento. Cuando estalló la I Guerra Mundial, proyectó, construyó y dirigió factorías para la fabricación de benceno, fenol y derivados de la anilina.
 
En 1915 fue nombrado presidente del Consejo Asesor de la Marina de Estados Unidos y en calidad de ello hizo muchos descubrimientos valiosos. Su trabajo posterior consistió fundamentalmente en mejorar y perfeccionar inventos anteriores. En total, Edison patentó más de mil inventos. Fue más un tecnólogo que un científico y aportó poco al conocimiento científico original. Sin embargo, en 1883, observó la emisión de electrones por un filamento caliente (el llamado efecto Edison), cuyas implicaciones profundas no se comprendieron hasta varios años más tarde.
 
En 1878 fue nombrado caballero de la Legión de Honor Francesa y en 1889 comendador de la misma. En 1892 fue galardonado con la Medalla Albert de la Sociedad Real de las Artes de Gran Bretaña y en 1928 recibió la Medalla de Oro del Congreso de Estados Unidos “por el desarrollo y la aplicación de inventos que han revolucionado la civilización en el último siglo”. Edison murió el 18 de octubre de 1931 en West Orange.
 
 
LAS CASAS DE CEMENTO:

 
Una parte de la historia de Edison que es menos conocida fue su pasión por el cemento. ¿Se podría construir una casa con un precio tan bajo como para que todo el mundo pudiera comprarla? Esa idea movió a Thomas, allá por 1910, a crear uno de sus más interesantes proyectos perdido en el tiempo, a saber: una casa fabricada a partir de un molde, muy barata y resistente.
 
La idea, sencilla y atractiva, no se llevó a la práctica más que en un puñado de ejemplos, como los que se muestran en las fotografías de la época, en New Jersey. Eso sí, la técnica se exportó a la fabricación de diques y presas, donde sí que encontró el éxito. En realidad, la cosa no era nada complicada y, según puede verse, funcionaba bastante bien. Primero Edison realizó el diseño de un modelo estandarizado de casa. Más tarde, se convierte el modelo en un corsé metálico a modo de encofrado integral, en cuyo interior se inyecta una mezcla de cemento especial de gran resistencia.
 
Pasados unos días, cuando la mezcla ha llegado a un punto de fraguado adecuado, se retiran las placas del corsé y ya está, tenemos un nuevo barrio, sólo queda colocar puertas y ventanas.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar