Descubrimiento y colonización de América por Cristóbal Colon

Pin It Button

El origen de la exploración del continente americano y de la conquista de buena parte del mismo por los españoles está en la expedición organizada y dirigida por Cristóbal Colón. Este presentó su proyecto en primer lugar al rey Juan II de Portugal, que lo rechazó, yendo entonces a España, donde se lo ofreció a los Reyes Católicos. Tras la firma de las capitulaciones de Santa Fe de 1492, Colón emprendió el primer viaje en septiembre de ese año con dos carabelas, la Pinta y la Niña y una nao, la Santa María. Arribaron a tierra americana, a la isla de San Salvador en las Bahamas, el 12 de octubre de 1492. Colón aún capitaneó tres viajes más.

Tras Colón, se multiplicaron las expediciones de exploración del continente americano que, en muchas ocasiones, se confundieron con campañas de conquista: Núñez de Balboa de 1513 que llegó al Pacífico; Juan Ponce de León inició la ocupación de Florida en 1513; Juan Díaz de Solís exploró el Rio de la Plata en 1516; la expedición de Magallanes, finalizada por Elcano tras dar la primera vuelta al mundo, finalizada en 1522. En estos años los españoles conquistaron las islas de las Antillas (Cuba, Santo Domingo, Puerto Rico y Jamaica). Pero las grandes conquistas que se produjeron fueron las siguientes: Entre 1519 y 1521 Hernán Cortés, al frente de unos cientos de españoles y con el apoyo de algunos pueblos indígenas, conquistó el poderoso Imperio Azteca, asentado en la zona central del actual Méjico. Ese territorio fue utilizado por los españoles para conquistas posteriores en Centroamérica y el sur de los actuales EE.UU. Entre 1531 y 1532 Pizarro, el otro gran conquistador español, se hizo con el Imperio Inca con unos cientos de soldados aprovechando las disputas civiles en las que se hallaba sumido. Tomando como base el territorio del Perú, los españoles se lanzaron a la conquista del norte de Chile y Argentina y de las actuales Colombia y Venezuela.

Cristobal Colon America

De esta forma, a finales del s. XVI el Imperio español en América abarcaba buena parte de Sudamérica, toda Centroamérica y el sudeste de Norteamérica. La rápida conquista española se vio facilitada por los siguientes elementos: su superioridad armamentística (armaduras de hierro, armas de fuego); la disponibilidad de caballos, algo desconocido en América, como instrumento bélico, al igual que el uso de perros en los combates; las divisiones y luchas entre los distintos pueblos indígenas americanos; la creencia de muchos pueblos de que los españoles o eran dioses o eran enviados de los dioses; la inferioridad tecnológica de los pueblos americanos que no conocían elementos como el hierro o la rueda, etc. Para promover las campañas de conquista en el continente americano se utilizó el denominado sistema de capitulaciones. Según éste, el conquistador concertaba con el rey la exploración de un territorio, quedando para esta persona en cuestión una serie de títulos y riquezas y la propiedad de las tierras para el rey, siendo la financiación de la empresa cosa de la persona en cuestión.

La organización de este imperio fue una labor muy compleja y se llevó a cabo en todos los aspectos, tanto el administrativo, como el legislativo y judicial: Los territorios descubiertos fueron incorporados a la corona de Castilla en 1518 y eran considerados una parte más de los reinos de la monarquía hispánica. Por eso se aprobaron diversas leyes para el gobierno de las nuevas tierras hispánicas. Las Leyes de Indias de 1512, en las que se dejaban mucho poder a los conquistadores e indefensos a los indígenas. Y las Nuevas Leyes de Indias de 1542, donde se limitaba el poder de los conquistadores y colonizadores españoles y se trataba de reforzar la protección de los indígenas ante los abusos de los españoles. Se establecía que los indígenas americanos también eran castellanos, lo que impidió que se esclavizaran. Esto hizo que se iniciara el tráfico negrero entre África y América. Se crearon una serie de instituciones para un mejor gobierno del imperio, de las que en España hubo dos básicas: el Consejo de Indias, encargado de asesorar al rey en el gobierno de todos los territorios americanos; y la Casa de Contratación, fundada en 1503, encargada de organizar los viajes a América, de la distribución de los productos traídos de allí, del envío de productos a América y del desarrollo de la flota y de la investigación para mejorar la navegación.

En América se establecieron las siguientes instituciones de gobierno del territorio, siendo de menor a mayor extensión las siguientes: los cabildos, encargados del gobierno de los municipios; los corregimientos, pequeñas demarcaciones territoriales en las que se organizaba todo el territorio americano; las provincias, bajo el mando de gobernadores, que agrupaban a un determinado número de corregimientos; las Audiencias, encargadas de la administración de justicia en un determinado número de provincias (algunas de esas audiencias fueron la de Méjico, Lima, Santa Fe de Bogotá y Santiago de Chile); los virreinatos, grandes demarcaciones territoriales que agrupaban a diversas audiencias (en el s. XVI se crearon los de Nueva España y el Perú y en el s. XVIII se constituyeron otros dos más: Nueva Granada y La Plata). Con todo esto los reyes hispánicos lo que pretendían era poder ejercer un control real y fuerte sobre territorios tan distantes de la península Ibérica y tan extensos.

En lo que se refiere a la explotación del territorio, la institución creada desde los primeros momentos de la conquista fue la encomienda. Esta supuso la entrega de varios indígenas a cada conquistador para que llevaran a cabo la explotación de la tierra. Este sistema fue proscrito por las Nuevas Leyes de Indias, aunque permaneció hasta el siglo XVIII. También fue empleada la mita, sistema tomado de los incas, que permitió la explotación de las minas de plata peruanas. De hecho, en las primeras décadas los españoles se centraron en la explotación minera de América, de plata y, sobre todo de oro. Posteriormente, fue diversificándose, con el desarrollo de las actividades agrarias y ganaderas. Además, se fue incrementando la actividad comercial, centrada en las ciudades, muy numerosas tanto de nueva fundación como fruto de la refundación de antiguas ciudades indígenas (Méjico, Lima, Cartagena, Buenos Aires, Santiago de Chile, Maracaibo, La Habana, etc.).

Escribir un comentario


/component/jcomments/captcha/18937.html
Refescar


Escrito por:
Mis Webs: Consejos de Seo, Windows, Linux y Mac | Recetas de Cocina Casera