La reconquista de la España medieval y métodos de repoblación

Pin It Button

El origen de los reinos cristianos se remonta al año 711, fecha de la entrada a la península Ibérica de los musulmanes y de la creación de Al-Ándalus en casi la totalidad de su territorio. Sólo el norte no fue ocupado. Desde esa zona sus pobladores originarios y la población visigoda replegada iniciaron una expansión hacia el sur, provocada por variadas circunstancias, en la que se gestaron los reinos cristianos.

Los primeros núcleos cristianos surgidos fueron:

El reino de Asturias: al oeste de la cordillera Cantábrica, cuyo primer dirigente, el rey Pelayo, consiguió vencer a los musulmanes en la batalla de Covadonga de 722. Sus sucesores extendieron el territorio por Galicia y León, hecho por el que pasó a denominarse reino Asturleonés.

Castilla: en las estribaciones surorientales del reino Asturleonés, que fue una zona especialmente militarizada debido a su condición fronteriza. Con el paso del tiempo adquirió rango de condado dependiente del reino Asturleonés.

Navarra: al este de la cordillera Cantábrica, resultado de agrupaciones de tribus de etnia vasca que se adhirieron al reino Franco establecido en la Galia. Más tarde se confirmó como reino independiente y comenzó su expansión hacia el sur.

Aragón: en el centro de los Pirineos, como un conjunto de condados dependientes del reino Franco (Limes Hispanicus). El conde de Jaca, Aznar I, consiguió unificarlos bajo su mando y crear el reino independiente de Aragón.

Cataluña: agrupación de condados similares a los aragoneses (Marca Hispánica). El conde de Barcelona, Wilfredo el Velloso, los unió y Borrell II los convirtió en el reino independiente de Cataluña.

Reyes Catolicos

Desde su nacimiento los reinos cristianos comenzaron un proceso de expansión hacia el sur a costa de Al-Ándalus, en el que fueron frecuentes las uniones y desuniones entre ellos hasta componer tres grandes reinos:

La Corona de Castilla (reino Asturleonés y Castilla): Se definió en el siglo XI, después de que el condado de Castilla cayera temporalmente en manos de Navarra junto con Aragón. La muerte del rey navarro Sancho III El Mayor procuró la separación de los tres territorios en reinos independientes entre los cuales sobresaldría Castilla, que absorbió definitivamente al reino Asturleonés. Posteriormente se desgajó Portugal. Los castellanos dominaron la mitad occidental de la península incorporando Extremadura, La Mancha y Andalucía.

La Corona de Aragón (reinos de Aragón y Cataluña): Nació por dos acontecimientos consecutivos en el tiempo: el testamento del navarro Sancho III, mencionado anteriormente, y la unión matrimonial entre Petronila de Aragón y Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona. Los aragoneses se extendieron por una estrecha franja en la zona oriental de la península añadiendo Valencia, Mallorca y otros territorios en el Mediterráneo.

Navarra: Que sólo consiguió un efímero protagonismo en la época de Sancho III. Y quedó aislado y sin protagonismo en la Reconquista al ser estrangulado por las fronteras castellana y aragonesa.

La formación de los reinos cristianos antes mencionados está estrechamente relacionada con dos fenómenos:

  • La Reconquista
  • La Repoblación

La Reconquista:

Denominación que recibe el proceso histórico acontecido en la península Ibérica entre los siglos VIII y XV, protagonizado por dos grupos política, social y culturalmente diferentes: musulmanes y cristianos, y caracterizado por continuos movimientos o fluctuaciones de las fronteras.

La Reconquista es considerada de diferente manera según el historiador que la estudie. De modo general se pueden establecer dos tendencias historiográficas: una, afirma que la Reconquista fue una cruzada contra el infiel que supuso la recuperación de un territorio perdido; otra, opina que circunstancias económicas y sociales propiciaron una expansión de los reinos cristianos hacia el sur que provocó luchas y acuerdos continuamente.

Varias fueron las circunstancias aparejadas al proceso de Reconquista: políticamente, disminución y ampliación de territorios musulmanes y cristianos a través de pactos y guerras; económicamente, enriquecimiento de los poseedores de mayor cantidad de tierras de cultivo; y socialmente, un proceso de Repoblación y un choque de grupos humanos (musulmanes, cristianos y judíos).

Los momentos más relevantes de la Reconquista fueron: la toma de Toledo por Alfonso VI, la batalla de las Navas de Tolosa contra los almohades, la toma de Valencia por Jaime I el Conquistador, las conquistas de Fernando III el Santo en Andalucía y la rendición de Granada a través de una capitulación.

La Repoblación:

Fue un proceso asociado a la Reconquista basado en el traslado de población campesina a las tierras conquistadas por los reinos cristianos.

Su gestión y organización fue de dos tipos: oficial o controlado por la monarquía, que entregó tierras a nobles, monasterios y órdenes militares en calidad de señoríos; particular, en la que diversas familias o individuos por iniciativa propia se hicieron con el dominio de distintos espacios conquistados, dando lugar a la formación de un conjunto notable de terratenientes o poseedores de tierra.

La Repoblación se caracterizó por ser una actividad generalizada en todos los reinos cristianos que emprendieron conquistas.

Su desarrollo pasó por varias etapas en las que protagonistas y zonas repobladas variaron. Así: Hacia el siglo X, la Repoblación la protagonizaron monasterios y particulares en las zonas del río Duero y el Sistema Central. Hacia los siglos XI y XII, se repoblaron los valles de los ríos Ebro y Tajo con población campesina dirigida por nobles y monasterios. En el siglo XIII, la Repoblación en la zona de La Mancha estuvo en manos de las órdenes militares. Y en el siglo XIV y XV se combinaron casi todos los tipos de repoblación existentes.

Escribir un comentario


/component/jcomments/captcha/49236.html
Refescar


Escrito por:
Mis Webs: Consejos de Seo, Windows, Linux y Mac | Recetas de Cocina Casera