Anuncio 1:

Temática del arte del Paleolítico

Las representaciones artísticas se dividen en tres bloques (animales, antropomorfos o figuras humanas y signos).

Animales o zoomorfos:

El grupo más importante eran los animales, constituyen el 80% del total de las representaciones paleolíticas. Este hecho no debe sorprender ya que se trata de manifestaciones realizadas por pueblos cazadores-recolectores.
 
Los temas fundamentales del arte paleolítico giran en torno a la vida y a las costumbres de los animales. Se muestran a aquellos animales que rodeaban a los seres humanos y de los que frecuentemente se abastecían para poder alimentarse. Incluso aparecen centenares de figuras zoomorfas que representan animales ya extinguidos o de otras zonas climáticas.
 
Las figuras animales aparecían sin mostrar escenas, excepto casos excepcionales (bisontes a la carrera-Altamira, ciervas cruzando el río-Lascaux o el bisonte embistiendo a un hombre-Niaux).


El animal más representado en el arte paleolítico fue el caballo, aparecen en casi todas las cavernas y en multitud de objetos mobiliares y a lo largo de todas las épocas, especialmente en escenas de caza.
 
Le sigue en número de representaciones el bisonte, que todavía pervive en algunas reservas de Europa Oriental, y el uro o toro salvaje. Su distribución es muy desigual, posiblemente relacionado con el medio ambiente (no superaron los límites de la Cordillera Cantábrica). En las paredes europeas aparecen representadas varias especies de bisontes todas ellas extinguidas.

Los cérvidos vienen a continuación. Los machos y las hembras poseían unas características morfológicas distintas. Los machos presentan grandes cuernas desarrolladas que mudan todos los años, mientras que las hembras carecen de cornamenta, pero las características fundamentales de éstas son tanto la cabeza como el cuello muy alargados.

Los caprinos eran especies frecuentes tanto en el sur de Francia como en casi toda la Península Ibérica (íbice alpino, cabra montesa y rebeco).
 
Los renos sustituyeron en los momentos más fríos de la época glacial a los ciervos, que emigraron hacia el sur, dada su mayor adaptación a climas rigurosos. Su representación es escasa.
 
El mamut estaba representado de manera desigual pero constante en toda la zona eurosiberiana. Era una animal perfectamente adaptado a condiciones climáticas extremas, y necesitado de amplios espacios abiertos para desplazarse, en la Península Ibérica sólo se conocen casos en la Cornisa Cantábrica.
 
Las representaciones de carnívoros en el arte paleolítico son mucho más raras que las de herbívoros. La mayor parte pertenecen al león de las cavernas. En las manifestaciones rupestres, ninguna figura de león tiene melena y por lo tanto todas se han asociado a hembras de la especie, pero en la actualidad se desconoce si los machos de esta especie tenían melena al igual que los leones africanos o no. Hay representaciones en Francia, pero no en la Península Ibérica.
 
Otros carnívoros representados son el lobo y el zorro. Entre los osos, destaca el oso pardo que está pintado o grabado en varias cavidades. El oso pardo empleaba las cuevas para invernar y parir a sus crías. El oso polar únicamente está representado en la cueva de Las Monedas (Cantabria).
 
Las representaciones paleolíticas de peces se conocen en diversas estaciones, aunque no son muy frecuentes. Destacan algunas por su tamaño como los salmónidos de la Grotte du Poisson o el Pindal (Asturias). En los Murciélagos de Zuheros (Córdoba) hay varias figuras de peces, cuya especie no se puede determinar y cueva de La Pileta (Málaga).
 
Las aves son igualmente muy escasas, pero poseen rasgos característicos que permiten identificadas (lechuzas, buitres, perdices, gansos y ánades).
 
Hay animales cuya proporción es todavía menor y que se engloban en el grupo de diversos como son los (conejos, serpientes, rinocerontes, pingüinos).
 
 
Representaciones humanas o antropomorfas:

Las representaciones humanas representan un 7% del total. Las figuras humanas se representan más en el arte mobiliar que el rupestre y existen diferencias según el área geográfica. Mientras que en la parte oriental de Europa la mayor parte de las representaciones son femeninas, en el occidente eran asexuadas. Las figuras antromorfas presentan importantes diferencias respecto a los animales, a la hora de su representación. Los hombres aparecían de forma caricaturesca, en muchas ocasiones, con detalles animalísticos que les daban aspecto de híbrido. El dibujo es muy pueril, con una ejecución descuidada y con poca precisión a la hora de su representación. Las figuras humanas aparecen muy esquematizadas, ejecución descuidada y poca precisión a la hora de su representación.
 
Estas representaciones contrastan con el gran realismo, detallismo y la búsqueda de la exactitud anatómica de las realizaciones zoomorfas (animales) contemporáneas. Los investigadores creen que este contraste podía obedecer a varios motivos como que eran seres míticos con naturaleza mixta animal/hombre, dispuestos para intervenir en ceremonias de carácter religioso (chamanes); que el artista estaba sometido a alguna inhibición que se desconoce, la cual le impedía representar al ser humano de forma reconocible (un ejemplo es la prohibición de la figura humana en el arte islámico).
 
En algunas cuevas hay representaciones realistas (hombre-bisonte-Cueva del Castillo), pero hay más figuras femeninas realistas que masculinas (la gran mayoría de mujeres se presentaban desnudas o con poco ropaje).
Cronológicamente las primeras representaciones antropomorfas (fundamentalmente vulvas femeninas) hay que encuadrarlas en el Auriñaciense y en el sudoeste francés. Hay que esperar hasta el Gravetiense para ampliar la zona de distribución. En este momento, los antropomorfos aparecen en forma de estatuillas en bulto redondo (en piedra, marfil o arcilla cocida). También hay algunos en bajorrelieve como la llamada Venus del Cuerno de Laussel.
 
Durante el Solutrense, las únicas manifestaciones que representan seres humanos, las encontramos en el friso esculpido de Roc-de-Sers (Francia), mientras que en el Magdaleniense las figuras humanas se hallaban por todas partes tanto en las paredes de las cuevas, sobre bloques exentos, grabados en objetos de piedra, marfil o asta o bien esculpidas en forma de estatuillas.
 
En varios casos las figuras humanas en bajorrelieve o profundamente incisas se limitaban a una parte del cuerpo.
 
Junto a representaciones más o menos evidentes de animales o humanos, encontramos (sobre todo en cuevas) algunas figuras extrañas de las que es difícil precisar su naturaleza con los cuernos proyectados hacia delante. También hay otras figuras que se engloban bajo el nombre genérico de monstruos o fantasmas.
 
 
La Venus:
 
Figurillas que aparecen en el arte mueble, pequeñas esculturas de mujeres desnudas elaboradas en piedra, marfil, asta, hueso o arcilla cocida, con una modulación pronunciada de los atributos femeninos y con un tamaño que oscilaba entre los 5 y 25 cms.
Los investigadores han dado varias versiones sobre el significado concreto de esta Venus (más de un centenar) que aparecen en toda Europa (desde Francia hasta Siberia), excepto en la Península Ibérica: Madre o abuela del grupo, Diosa de la fecundidad, Protectora de los animales, Ideal de belleza.
Con la Venus se pone de manifiesto el lugar preeminente de la mujer en la sociedad paleolítica e incluso se considera que las Venus constituyeron verdaderos santuarios femeninos (Willendorf-Austria, Brassempouy-Landes, Lespugue-Pirineos, Vestonice-Rep. Checa).
 
 
Las Manos:
 
Aparecen en el arte parietal y pueden ser negativas (siluetas con un halo alrededor) o positivas (impresión directa de la mano impregnada de color), éstas últimas menos abundantes. Se desconoce cuál era su función de las manos. Muchas de estas manos aparecen mutiladas (Gargas-Francia, Maltravieso-Cáceres). En algunos casos se ha pensado que se trataba de manos mutiladas por el frío, causas mecánicas o alguna enfermedad, aunque también se piensa en causas menos “sangrientas”.
 
El predominio del color rojo se constata en todas las representaciones, le sigue el color negro y en menor medida ocre marrón y ocre rojo amarillento. Sólo una mano tiene color blanco.
La ausencia de contexto arqueológico en la mayoría de las cavidades impide establecer una cronología precisa para este tipo de representaciones (F. Jordá-Magdaleniense Medio, H.Breuil-auriñaco-perigordiense, Leroí-Gourhan-distintos períodos o estilos). El empleo del carbono 14 está facilitando ir estableciendo gradualmente una cronología de las manos rupestres.
 

Los Ideomorfos:

Signos que muestran una gran variedad tipológica. En ellos se hace patente la capacidad de abstracción del artista cuaternario, en cierta manera evocan nuestros fonemas escritos. Es difícil hacer una descripción de los signos paleolíticos ya que no existe uno que sea idéntico a otro. Sólo se aprecia una similitud entre los denominados tectiformes (forma de techo) y los claviformes (forma de clavo). Leroi-Gourhan estableció una clasificación en cuatro grupos, teniendo en cuenta el aspecto, posición en el interior de la cavidad y relaciones con otras figuras:

Signos ligeros: aislados o en serie, constituidos por puntos o bastoncillos.

Signos plenos: forma cuadrangular o rectangular, claviformes, tectiformes y partes de figuras femeninas.
Acoplamiento de signos ligeros y plenos: que determinarían las heridas sobre figuras de animales, y ciertos accidentes naturales subrayados con color y las manos negativas.

Signos plenos acompañados de bastoncillos y puntos (La Cullalvera, en Cantabria).
Posteriormente, G. Sauvet propuso una nueva tipología para los signos que englobaba bajo 12 categorías, a través de la semiótica.

 
Respecto a la interpretación hay varias teorías:

- Inicialmente se pensó que los signos tenían un carácter narrativo o pictográfico, representando armas, trampas, empalizadas o rudimentarias construcciones.
 
- Ahora se definen como signos o símbolos que equivalen a determinados iconos. Se cree incluso que los hombres paleolíticos los transmitirían de generación en generación.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Anuncio 3:

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia.

Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto